Producimos, comercializamos y exportamos aceite de oliva virgen extra
desde España a Europa y al resto del mundo. Tienda online

0item(s)

No tiene artículos en su carrito de compras.

Product was successfully added to your shopping cart.
5

reuma

  • El aceite de oliva virgen extra ayuda a prevenir reuma y artritis

    El aceite de oliva ayuda a prevenir reuma y artritis | iloveaceite news

    El aceite de oliva ayuda a reducir el dolor articular y la inflamación causada por la artritis reumatoide, así lo demuestran algunas bases científicas.

    Según un estudio realizado en la Universidad de Atenas (Grecia), el consumo regular de aceite de oliva virgen extra aportaría una mejora a las enfermedades relacionadas con las articulaciones. Y esto se debe a una sustancia que contiene el aceite llamado oleocanthal, un potente antiinflamatorio, con efectos positivos sobre las células de las articulaciones.

    La gran ventaja de este es que funciona como un antiinflamatorio natural, sin esteroides y eliminando dolores. Según un estudio científico de Philadelphia, tres cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra equivalen a una décima parte de una dosis de ibuprofeno.

    Por su parte, la OMS sostiene que las enfermedades reumáticas constituyen una de las enfermedades más frecuentes de incapacidad (no mental) en el mundo. Más del 50 % de las bajas laborales se producen por este tipo de enfermedades. Entre estas podemos mencionar: el LES (lupus eritematoso sistémico), una enfermedad autoinmune que puede afectar a muchos órganos del cuerpo, y el artritis reumatoide (AR), donde el 20 o 30 % de las personas que padecen esta última son incapacitados permanentes. Las cifras son alarmantes, ¿cierto?

    Pero, ¿sabías que una de las causas de la artritis se debe a la mezcla de una deficiencia nutricional y el estrés? Si el cuerpo no tiene los nutrientes adecuados, el cuero empezará a desgastarse. Será necesario, por tanto, eliminar del cuerpo los desechos y las sustancias tóxicas que están en la sangre y parte del intestino, y el aceite de oliva será el responsable de hacerlo de la mejor forma.

    El aceite de oliva virgen extra conserva mejor sus propiedades nutritivas, ya que no tiene que pasar por temperaturas elevadas, lo que le permite conservar sus vitaminas (A, D y E), que junto con sus propiedades enzimáticas contribuyen a:

    • Mejora la digestión, permitiendo al cuerpo absorber mejor los nutrientes de los alimentos, gracias a los cuales se produce la reconstitución de los tejidos y las células nuevas.
    • Las enzimas que tienen estos aceites ayudan a corregir los desórdenes metabólicos, restaurando la vitalidad en los órganos vitales.
    • Promueve la curación de tejidos corporales como el colágeno, haciendo desaparecer la rigidez articular, con una recuperación totalmente natural. El colágeno es indispensable para la elasticidad de los tejidos y su regeneración. Desgraciadamente, con el tiempo esta proteína va resquebrajándose y perdiendo efectividad. Por eso, el aceite de oliva tiene una función importante que ayuda a curar estos tejidos.
    • Protege contra enfermedades del corazón, además de reducir el riesgo de prevenir cáncer y discapacidad cognitiva.

    lLa Dieta Mediterránea, rica en aceite de oliva virgen extra, favorece el crecimiento de bacterias intestinales beneficiosas para prevenir la obesidad | iloveaceite News lLa Dieta Mediterránea, rica en aceite de oliva virgen extra, favorece el crecimiento de bacterias intestinales beneficiosas para prevenir la obesidad | iloveaceite News

    Cómo consumirlo

    Se aconseja combinar aceite de oliva virgen extra con vegetales crudos, evitando tomar algunos alimentos como la leche de vaca, harinas, azucares refinados, carnes rojas o mariscos.

    Un remedio casero que está teniendo muy buenos resultados para depurar y contribuir a la reparación de tejidos es la siguiente mezcla: un vaso de agua templada, medio limón exprimido y dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra.

    También es una buena opción incluir en tu dieta ensaladas con aceite de aguacate o sésamo, o agregar la semilla que contiene ese aceite al natural.

    Por último, evita el aceite de girasol y de soja, estos tienen altos niveles de ácido grasos omega 6, que provocan un aumento de la inflamación. Ojo, también, con los productos elaborados industrialmente que utilizan este tipo de aceites.

    Está en nuestra mano prevenir y reducir los efectos de enfermedades como estas que pueden incapacitarnos físicamente para siempre, con la inclusión de buenos hábitos en nuestra dieta.

    Edith Gomez / @edigomben

1 artículo(s)