Producimos, comercializamos y exportamos aceite de oliva virgen extra
desde España a Europa y al resto del mundo. Tienda online

0item(s)

No tiene artículos en su carrito de compras.

Product was successfully added to your shopping cart.
5

mujer

  • La 'dieta mediterránea', rica en virgen extra, puede reducir el riesgo de cáncer de mama hasta en un 30%

    La 'dieta mediterránea', rica en virgen extra, reduce el riesgo de cáncer de mama hasta en un 30% La 'dieta mediterránea', rica en virgen extra, puede reducir el riesgo de cáncer de mama hasta en un 30%

    La 'dieta mediterránea', rica en aceite de oliva virgen extra, tiene un importante efecto protector frente al riesgo de desarrollar un cáncer de mama. Así lo concluye el Estudio EpiGEICAM, coordinado por la investigadora del Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III, Marina Pollán, financiado por la Asociación Española Contra el Cáncer y desarrollado dentro del Grupo Español de Investigación en Cáncer de Mama (GEICAM).

    Este proyecto de investigación colaborativo a nivel nacional, financiado por la Asociación Española Contra el Cáncer desde 2006 con 300.000 euros, analiza la relación entre la dieta y el desarrollo de cáncer de mama.

    De las conclusiones del estudio de investigación publicado en el British Journal of Cancer (BJC), se extrae que el consumo de alimentos de la 'dieta mediterránea' puede reducir el riesgo de desarrollar cáncer de mama hasta en un 30% en un cierto subtipo de tumores.

    Por el contrario, la dieta occidental es la más perjudicial para desarrollar cáncer de mama y, lo que es más preocupante, es la dieta más frecuente en las mujeres jóvenes.

    Por su parte, no se ha podido constatar que la “dieta prudente” esté relacionada ni con una mayor ni con una menor probabilidad de desarrollar cáncer de mama, a pesar de lo que podía pensarse en un principio, por ser la que menos grasa tiene.

    Se conoce como 'dieta mediterránea' al modo de alimentarse basado en una idealización de algunos patrones dietéticos de los países mediterráneos, especialmente España, Portugal, Francia, Italia, Grecia y Malta.

    El 16 de noviembre de 2010 fue declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco en una denominación conjunta de España, Grecia, Italia y Marruecos.

    Las características principales de esta alimentación son un alto consumo de productos vegetales (frutas, verduras, legumbres, frutos secos), pan y otros cereales (siendo el trigo el alimento base), el aceite de oliva virgen (y virgen extra, ambos 100% zumo de aceituna) como grasa principal, el vinagre y el consumo regular de vino en cantidades moderadas.

     

  • El aceite de oliva virgen extra ayuda a la fertilidad femenina

    La dieta mediterránea -rica en aceite de oliva virgen extra- podría aumentar las posibilidades de lograr un embarazo, según se constata en un estudio elaborado en la Universidad de Navarra, con 2.000 mujeres de 20 a 45 años, que demuestra sus beneficios en casos con dificultades para concebir.

    El estudio ha sido elaborado por el departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública y el Instituto Cultura y Sociedad de la Universidad de Navarra, bajo la coordinación de Jokin de Irala, catedrático de Medicina Preventiva.

    Los autores del estudio constataron, según ha informado hoy el centro académico en un comunicado, que las mujeres que más se adherían a un patrón de dieta mediterránea tenían menos dificultades para lograr un embarazo.

    Las voluntarias seguían dos patrones de dieta fundamentales: uno más occidentalizado y otro mediterráneo. "El primero se caracterizó por un alto consumo de carnes rojas, comida rápida, lácteos enteros, repostería industrial, patatas, huevos, cereales refinados, salsas, comidas procesadas y refrescos azucarados", ha explicado una de las investigadoras del proyecto, la doctora Estefanía Toledo.

    Por el contrario, el patrón de dieta mediterránea incluía un alto consumo de aceite de oliva virgen extra, verduras, pescados, frutas y carne de ave en lugar de carnes rojas, así como mayor consumo de lácteos bajos en grasa.

    En función de estos dos modelos, y tras realizar el seguimiento de las voluntarias durante una media de seis años y medio, los especialistas identificaron que las mujeres con mayor adhesión al patrón mediterráneo habían presentado una probabilidad un 44% menor de consultar al médico por tener dificultades para quedarse embarazadas.

    Fuente: ABC.es

  • Un compuesto presente en el aceite de oliva virgen podría prevenir el cáncer de mama

    Una investigación realizada en la Universidad de Jaén revela que un compuesto presente en el aceite de oliva virgen, denominado ‘escualeno’ podría prevenir el cáncer de mama al actuar sobre las células epiteliales de mama reduciendo el estrés oxidativo y protegiendo su ADN del daño oxidativo.

    El estudio, que ha sido publicado en la edición online de la revista Food and Chemical Toxicolog (especializada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos), ha sido desarrollado en el Área de de Inmunología de la Universidad de Jaén. El profesor José J. Gaforio, investigador responsable del trabajo, destaca que los estudios epidemiológicos realizados con anterioridad demuestran que hay una correlación inversa entre el consumo de aceite de oliva y la incidencia de cáncer de mama, pero hasta el momento, no se conoce con exactitud qué compuestos presentes en el aceite de oliva son los que poseen esta capacidad de prevenir el cáncer de mama en humanos.

    “Nuestros resultados revelan que el escualeno, presente en altas concentraciones en los aceites de oliva vírgenes, podría ser el responsable, al menos parcialmente, de este efecto preventivo y de la baja incidencia de cáncer de mama en aquellas comunidades que consumen la dieta mediterránea al disminuir el estrés oxidativo en las células epiteliales de mama y proteger su ADN del daño oxidativo. Hay que tener presente que el estrés oxidativo se ha asociado con la génesis de los procesos tumorales”, explica el profesor José J. Gaforio.

3 artículo(s)