Producimos, comercializamos y exportamos aceite de oliva virgen extra
desde España a Europa y al resto del mundo. Tienda online

0item(s)

No tiene artículos en su carrito de compras.

Product was successfully added to your shopping cart.
5

fraude

  • España incumple la normativa de envases irrellenables de los aceites

    España incumple la normativa de envases irrellenables de los aceites de oliva | iloveaceite news No  a los envases rellenables |iloveaceite news

     

    La guerra de precios por copar el nicho de mercado de los envases de aceite de oliva irrellenables y la ausencia de controles y sanciones frenan el avance de los formatos "inviolables", casi dos años después de la normativa gubernamental en este ámbito, según indican a Efeagro fuentes empresariales.

    El Real Decreto que entró en vigor en enero de 2014 obligaba a sustituir las aceiteras
    rellenables que se ponían a disposición de los clientes en las mesas y barras de los establecimientos de la hostelería, restauración y cátering, por un envase etiquetado y de tapón inviolable, siempre que el producto sea un aceite de oliva. Es decir, virgen extra, virgen o mezcla de virgen con refinado. "Tras la aplicación de la normativa se ha desatado una guerra de precios para los envases irrellenables, de modo que la calidad del producto puesto en mesa en hostelería, bajo mi punto de vista, no ha mejorado
    notablemente", afirman a Efeagro fuentes del sector productor.

    Respecto a si los restaurantes están cumpliendo las obligaciones legales, las mismas fuentes creen que, "en general, se está cumpliendo, aunque se observa bastante relajación en la aplicación por la práctica inexistencia de sanciones por su incumplimiento".

    De hecho no es extraño ver como en restaurantes y bares, se siguen usando envases genéricos rellenables y que incumplen manifiestamente la legislación vigente.

    Desde los productores de virgen extra se critica a los empresarios de hostelería y restauración ya que 'éstos no se plantean que el aceite debe presentarse con una buena imagen, en botellas que no puedan rellenarse una y otra vez -más aún en un país tan turístico como España, como tampoco se hace con el vino, la mantequilla o el paté', apuntan

  • El 80% de los aceites vendidos en grandes superficies como virgen extra 'no lo son'

    iloveaceiteEl 80 por ciento de los aceites vendidos en grandes superficies y etiquetados como virgen extra "no lo son", según el divulgador en La Oleoescuela, Juan Antonio Morillo, que señala que los aceites que se venden en al consumidor a dos o tres euros bajo la calidad 'Virgen Extra' se corresponden a productos 'Virgen'.

    Además, ha señalado que la crisis del sector ha producido que se devalúen los precios y el producto, vendiéndolo de seis euros a la mitad o inferior.

    El experto en aceite, que participa en el seminario 'El arte de la cata del aceite de Oliva Virgen Extra. Usos y maridaje' de los cursos de verano de la Universidad Pablo de Olavide (UPO) en Carmona (Sevilla), ha asegurado que mezclar cosechas de distintos años o no seguir el proceso de recolección, tratamiento y limpieza que requiere la oliva para la calidad virgen extra produce "que se venda un producto que no se corresponde con lo que dice el etiquetado".

    Asimismo, ha añadido que existen estudios que demuestran que el proceso de producir un Aceite de Oliva Virgen Extra, supone para el agricultor un coste superior a cuatro euros, tras lo cual "tiene que envasarlo, venderlo y que la superficie ponga su margen", por lo que advierte de que "barato es imposible venderlo bueno".

    En una entrevista para Europa Press ha explicado que el problema está en la sociedad que "no sabe diferenciar entre un aceite Virgen Extra, que es un aceite sin defectos que huele bien y tiene aroma, con uno que tiene algunos defectos y un aroma más rancio y más avinagrado". Para distinguirlos propone fijarse en el olor, pues "el color no importa", ha enfatizado.

    Respecto a la salud del consumidor, ha advertido de que la calidad de los aceites afecta en el bienestar y "un Virgen Extra favorece la salud". En este sentido, ha subrayado que reutilizar el aceite de girasol al freír "es cancerígeno", mientras que un de máxima calidad se puede usar "hasta 7 veces". El de semilla o girasol, "no" puntualiza, porque tiene "su punto de humo en torno a los 100 grados" y una vez sobrepasada esa temperatura es "malísimo". Sin embargo "un extra tiene su punto de humo entre 180-200 grados" pudiéndose emplear con seguridad más veces.

    Fuente: Europa Press

  • Descubren una técnica analítica para calificar el aceite de oliva virgen extra y evitar fraudes

    Que un aceite de oliva virgen logre la calificación de “extra” depende actualmente de que supere una evaluación sensorial basada en un panel de cata. Hasta ahora, la falta de una técnica analítica para confirmar los resultados de ese análisis organoléptico ha generado importantes problemas al sector productivo, a veces amenazado por la sospecha de posibles fraudes en el etiquetado. Para evitarlo, el equipo de investigación FQM-215 del ceiA3, que dirige el catedrático de Química Analítica de la UCO Miguel Valcárcel Cases, ha diseñado un modelo de evaluación basado en la técnica de Espectrometría de Movilidad Iónica (EMI).

    En dos años de estudio, los investigadores del ceiA3 han probado que, mientras no existen datos científicos que avalen la fiabilidad de otras técnicas analíticas para confirmar de forma inequívoca el etiquetado de una muestra de aceite de oliva, la EMI supone una forma eficaz de garantizar que el aceite analizado cumple con los requisitos exigidos para ser considerado y comercializado como “virgen extra”.

    Esta técnica se presenta como un posible sistema de cribado (screening), y podría ser usada con facilidad por el sector oleico, ya que permite realizar de forma rápida y fácil el análisis de muestras de aceite con el fin de conocer su categoría.

    Observando los porcentajes obtenidos, tanto de clasificación (97 %) como de predicción (87 %), el equipo de Valcárcel asegura en varios artículos científicos que “la EMI podría ser una técnica con buenas aptitudes para el estudio de la calidad de muestras de aceite de oliva y evitar las actuales pérdidas económicas y fraudes que una mala clasificación genera en el sector oleico”. En este sentido, aclaran que “debido a la complejidad que desde un punto de vista de su composición química presentan las distintas muestras de aceite de oliva, todavía se debe invertir tiempo y esfuerzo en seguir investigando el potencial de esta técnica para poder afinar su poder clasificatorio y predictivo con casi un 100 % de seguridad, de modo que su uso sea viable en los laboratorios agroalimentarios de rutina”.

    En cualquier caso, lo que sí ha quedado demostrado es la rapidez de esta técnica, que en sólo 15 minutos puede calificar un aceite. Además, EMI no exige pretratamiento de las muestras, lo que acelera el procedimiento, en contraposición al método oficial que requiere de numerosos análisis además del sensorial, implicando largos tiempos de análisis para confirmar la calidad de un aceite de oliva.

    Los resultados publicados por los investigadores del ceiA3 han despertado el interés de otros grupos de investigación especializados y de cooperativas productoras y comercializadora de aceite.

  • Desmantelada otra red relacionada con el fraude del aceite

    Foto de la noticia: Nueva operación policial contra l fraude relacionado con el aceite de oliva

    La Agencia Tributaria desmanteló el pasado 13 de marzo en las provincias de Córdoba y Sevilla una organización que supuestamente simulaba operaciones comerciales de compraventa de aceite mediante facturas falsas para defraudar a Hacienda. El presunto fraude supera los seis millones de euros y han sido detenidas diez personas —al menos cuatro de ellas en Lucena— y se han efectuado diversos registros en sociedades y domicilios de Córdoba, Sevilla, Madrid y Toledo.

    La Agencia Tributaria, dentro de esta misma operación, también ha intervenido 400 cuentas bancarias, 800.000 kilos de aceite y diez fincas, con un valor aproximado de cuatro millones de euros. El engaño consistía, supuestamente, en simular falsas compraventas de aceite de oliva, documentadas mediante facturas falsas.

    Fuente

4 artículo(s)