Producimos, comercializamos y exportamos aceite de oliva virgen extra
desde España a Europa y al resto del mundo. Tienda online

0item(s)

No tiene artículos en su carrito de compras.

Product was successfully added to your shopping cart.
5

comer

  • Chimichurri de tomates secos y virgen extra

    Chimichurri de tomates secos y virgen extra Chimichurri de tomates secos y virgen extra

    TIEMPO DE ELABORACIÓN: 15 min.

    DIFICULTAD: fácil

    RACIONES: 4

    INGREDIENTES:

    Aceite de oliva virgen extra

    100 ml de vinagre

    8 tomates secos en aceite

    1 cucharada de orégano

    1 cucharada de tomillo

    6 guindillas rojas

    3 guindillas verdes

    ½ cucharada de comino molido

    1 cucharada de perejil picado

    4 dientes de ajo

    Sal

    ELABORACIÓN:

    Pelar y picar los ajos. Lavar las guindillas, abrirlas por la mitad y retirar las semillas, picarlas muy pequeñas y echar en un bol.

    Lavar y picar los tomates muy menudos; añadirlos a la fuente e incorporar el resto de ingredientes. Poner a punto de sal y cubrirlo con aceite de oliva virgen extra.

    Servir para acompañar carnes o pescados.

    Foto y texto: gastromedia.es

  • El 45% de los españoles no se preocupa por mantener una alimentación saludable

    Comer sano by iloveaceite

    El 45% de los españoles reconoce no prestar atención a su alimentación y el 62% ha intentado alguna vez seguir alguna dieta, según datos extraídos de un análisis realizado a nivel nacional por La Nevera Roja entre sus usuarios. Los españoles prestan poca atención a su dieta diaria y, a pesar de ser conscientes de la importancia que tiene comer de forma saludable, un 44% reconoce que solo toma una pieza de fruta al día, a lo que se une el hecho de que el 20% no realiza ningún tipo de actividad física.

    La Nevera Roja, consciente de la importancia de concienciar a la población para que adquieran unos hábitos de vida saludable, y de la mano del Dr. Jesús Román, profesor de nutrición en la Universidad Complutense de Madrid, ofrece una serie de consejos que debemos convertir en los mandamientos de nuestro día a día.

    “Comer a domicilio no está reñido con llevar un estilo de vida saludable, eso sí, hay que elegir los platos teniendo en cuenta sus características nutricionales, realizando una combinación adecuada de alimentos y siempre controlando la cantidad”, afirma Román. Esto coincide además con los datos extraídos del análisis de La Nevera Roja, que indican que más de un tercio de la población (41%) considera que pedir comida a domicilio está incluido dentro de las buenas prácticas alimenticias.

    Por este motivo, la plataforma española de comida a domicilio La Nevera Roja ha lanzado la guía ‘La Nevera Saludable’, con el objetivo de ayudar a mantener una dieta equilibrada a diario y mostrar cómo cuidarse cuando se trata de pedir comida a domicilio.

    Esta guía, que puede descargarse en su web, ofrece a los consumidores una serie de consejos prácticos y 7 menús, uno para cada día de la semana, realizados a base de platos que se pueden pedir a domicilio. Todos ellos cumplen con los requisitos nutricionales de una dieta equilibrada y pueden ser consumidos tanto en el almuerzo como en la cena. Y es que la cena es el momento preferido del día para pedir comida a domicilio. Así lo indican los datos del análisis, que revelan que el 88% de los usuarios piden comida a domicilio por la noche.

    Consejos de ‘La Nevera Saludable’

    El experto Prof. Jesús Román ha realizado una lista de 10 consejos saludables que debemos tener en cuenta a la hora de pedir comida a domicilio. Planificar las comidas, beber mucha agua y estar abierto a probar diferentes platos son algunos de ellos, ¡apunta!

    1. Planifica la semana. Siéntate tres minutos, coge papel, lápiz y planifica tu alimentación y la de los tuyos. ¿Qué vais a comer o a cenar esta semana? Solo son unas líneas básicas que podrás modificar si quieres, pero que te permitirá guiarte y no salirte demasiado del ‘guion’ saludable que te conviene.

    2. ¡Oblígate a comer sano! Las prohibiciones no son buenas, así que opta por las ‘obligaciones’ a la hora de comer. No olvides esto: toma a diario un plato de verdura (si te apetece añade además una ensalada), dos o tres piezas de fruta, toma aceite de oliva virgenextray elige el pan y la pasta integrales. Pide dos o tres veces por semana pescado, por cierto no olvides que el pescado azul es muy nutritivo y saludable. Selecciona las carnes magras y las aves, procura tomar platos de legumbres una o dos veces por semana y no será mala idea que tomes un puñadito de frutos secos para merendar.

    3. Atento a los modos de preparación. Sé razonable a la hora de elegir no solo los alimentos sino también la forma en la que son cocinados. Hay muchas que te irán bien casi siempre (al horno, cocidos, al vapor, parrilla, etc.) y otras que también puedes pedir pero de forma menos frecuente (fritos, con salsas pesadas, etc.).

    4. ¡Respeta las costumbres y la dieta mediterránea! Es decir, no dejes de desayunar y, siempre que sea posible, come sentado a la mesa, con familia o amigos. ¡Y sin la television encendida!

    5. ¿Y para beber? Agua. Está claro que la mejor bebida, es la base. Los refrescos y las bebidas con azúcar deberían consumirse de forma esporádica. Y si eres adulto, te gusta y no hay ninguna contraindicación (tener que trabajar después, conducir, algún problema de salud, etc.), puedes consumir bebidas fermentadas (vino, cerveza, sidra) siempre con moderación (1 o 2 copas como mucho).

    6. Olvídate de que el pan engorda. Una cantidad razonable no te irá mal e incluso ayudará a mejorar el perfil de tu dieta, eso sí: mejor que sea integral.

    7. Dulces en pequeñas dosis. Un postre dulce puede ser estupendo para celebrar algo, pero para el día a día es mejor que optes por la tradicional fruta.

    8. ¡No te pases con el salero! Habitualmente, los platos ya cocinados te llegarán en su punto justo de sal. Así que procura no usar el salero sin antes probar la comida. Recuerda que el abuso de la sal no es beneficioso para tu corazón.

    9. Atrévete a probar platos diferentes. Pedir comida a domicilio puede ser una magnífica oportunidad para probar aquellos alimentos que no te suelen apetecer, ¡dales una oportunidad! Así podrás tener una dieta más variada. Seguro que hay un cocinero excelente ahí fuera capaz de preparar de una manera sensacional y sabrosa esa verdura que te niegas a comer desde pequeño o ese pescado azul que no hay manera de que te apetezca.

    10. Descubre el ritual de comer. No olvides que en cocina habrán hecho todo lo posible para garantizar el óptimo estado de los alimentos que vas a comer, ¡no estropees su trabajo! Lo mejor es consumir enseguida tu pedido según llegue a casa. Pero si lo vas a consumir (todo o en parte) tiempo después, no olvides conservarlo en el frigorífico y calentarlo al momento de servirlo al menos a 65º C. ¡Ah! Y si eres alérgico a algún alimento, no olvides especificarlo al hacer el pedido y asegurarte de que te han entendido bien y de que ese plato, tal y como tú lo necesitas, está disponible.

    Si no tienes tiempo de cocinar o simplemente no te apetece, pedir comida a domicilio es una de las mejores soluciones y, además, con organización, también es muy saludable. Tan solo hay que tener en cuenta los consejos de los expertos en nutrición para seguir una dieta equilibrada y adquirir hábitos saludables sea tan sencillo como hacer clic y pedir los platos adecuados.

  • Freír con aceite de oliva virgen extra aumenta los antioxidantes de las verduras

    Investigadores de la Universidad de Granada han demostrado que la fritura en Aceite de Oliva Virgen Extra es la técnica culinaria que más aumenta la fracción fenólica de las hortalizas frescas incluidas en la dieta Mediterránea (patata, calabaza, tomate y berenjena), lo que supone una mejora de estos alimentos en el proceso de cocinado.

    Según los resultados obtenidos en la tesis doctoral de Jessica del Pilar Ramírez Anaya, realizada bajo la dirección de las profesoras Cristina Samaniego Sánchez, Marina Villalón Mir y Herminia López-García de la Serrana, en el departamento de Nutrición y Bromatología de la Facultad de Farmacia en la Universidad de Granada, se puede afirmar que la fritura en aceite de oliva virgen extra es la técnica que produce mayores incrementos asociados de los fenoles, unos antioxidantes cuyo consumo previene patologías crónico degenerativas como cáncer, diabetes o degeneración macular.

    El objetivo de este estudio era determinar el efecto de la aplicación de diversas técnicas culinarias sobre la capacidad antioxidante y el contenido de compuestos fenólicos totales e individuales en las hortalizas consumidas de la dieta Mediterránea.

    Con esta finalidad, los investigadores diseñaron un experimento en el que cocinaron porciones de 120 gramos de cubos de patata (Solanumtuberosum), calabaza (Cucurbitamoschata), tomate (Licopersicumesculentum) y berenjena (Solanummelongena) sin semillas ni piel.

    El aceite de oliva virgen extra transfiere fenoles a los vegetales

    Las hortalizas fueron fritas y salteadas en aceite de oliva virgen extra, así como hervidas en agua o en una mezcla de agua y aceite de oliva virgen extra. Las verduras procesadas se mantuvieron en condiciones adecuadas para la determinación de humedad, grasa, materia seca y fenoles totales, así como la medida de la capacidad antioxidante por diferentes métodos. Paralelamente se completó el estudio con la determinación por Cromatografía Líquida de Alta Eficacia (HPLC, por sus siglas en inglés) del contenido de compuestos fenólicos individuales característicos de las hortalizas.

    Los resultados demostraron que el uso de aceite de oliva virgen extra durante la fritura de las hortalizas incrementa el contenido en compuestos fenólicos en las verduras, frente a otras técnicas culinarias como el hervido donde la transferencia de calor se produce a través del agua”, explica una de las autoras de este trabajo, la profesora de la UGR Cristina Samaniego Sánchez.

    Esto se debe a que se produce una transferencia de fenoles desde e laceite de oliva virgen extra hacia los vegetales, enriqueciéndose éstos con compuestos fenólicos exclusivos del aceite que no se encuentran presentes de forma natural en las hortalizas frescas.

    “Cuando el contenido de fenoles de la hortaliza cruda es alto, el contenido de fenoles totales se incrementa aún más si se incluye aceite de oliva virgen extra durante el procesamiento y la aplicación de tratamientos de hervido no afecta las concentraciones finales. Debemos de resaltar, por tanto, que la fritura y el salteado conservan y enriquecen la composición fenólica. El tratamiento culinario que incluye agua, puede ser recomendable cuando los alimentos son consumidos junto con el medio de cocción, y la adición de aceite de oliva virgen extra mejora el perfil fenólico y compensa las deficiencias de los alimentos crudos”, señala la investigadora.

    Fuente: Olimerca

3 artículo(s)