Producimos, comercializamos y exportamos aceite de oliva virgen extra
desde España a Europa y al resto del mundo. Tienda online

0item(s)

No tiene artículos en su carrito de compras.

Product was successfully added to your shopping cart.
5

cancer mama

  • 'El cáncer de mama, una enfermedad con nombre maldito pero se cura'

    La 'dieta mediterránea', rica en virgen extra, reduce el riesgo de cáncer de mama hasta en un 30%Cada año, durante el mes de octubre, las reflexiones sobre el cáncer de mama se hacen de una forma más profunda. El motivo no es otro que la celebración durante este mes de su Día Internacional, lo que exige hacer un balance de los últimos logros conseguidos, por todos, en esta lucha.

    Lo que es evidente es que cada año aparecen tres fármacos nuevos para vencer este mal. Aun así, lamentablemente, el cáncer en la mama es el tumor más frecuente en la población femenina, con 22.000 nuevos casos diagnosticados al año. Aun considerándola un enfermedad maldita, los médicos opinan que no está maldita porque se cura; es de las pocas enfermedades graves que, aseguran, los pacientes se curarán totalmente: entre el 75% y el 85% y si el estadio es precoz, entre el 80% y el 90%.

    Los últimos datos son esperanzadores pero, por otro lado, no eximen a la paciente de secuelas importantes al terminar sus tratamientos. Son mujeres que se encuentran desprotegidas y padecen ansiedad, algunas sufren los efectos residuales de los severos tratamientos: el más evidente el de la pérdida de pelo. Para estas mujeres la palabra cáncer tendrá una marca psicológica dura. Las investigaciones en este sentido en el sector de la cosmética han propiciado que mejoren sensiblemente la calidad de vida de estas personas. La cosmética se he encargado de diseñar productos que, basados en evidencias científicas, alivian los efectos secundarios de las severas terapias oncológicas.

    El efecto adverso más reconocible en las pacientes con cáncer es la alopecia inducida por quimioterapia. Aunque esta alopecia es casi siempre reversible una vez suspendido el tratamiento, al mes se empieza a recuperar el pelo, es cierto que éste presenta características diferentes al original, por lo que a veces es necesario ayudar con algún tipo de cosmética especial.

    Este es el caso de los Laboratorios de California Skin Research que, tras laboriosas investigaciones, han lanzado tres productos tremendamente eficaces: neuLash, neuBrow y neuHair. Estos innovadores productos ayudan a potenciar el crecimiento del cabello y del pelo en cejas y pestañas mejorando la calidad de vida de los pacientes, no solo acortando los plazos de su recuperación capilar sino haciendo que crezca más espeso, sano y bonito.

    La Dieta Mediterránea y el cáncer de mama

    La Dieta Mediterránea, rica en aceite de oliva virgen extra, tiene un importante efecto protector frente al riesgo de desarrollar un cáncer de mama. Así lo concluye el Estudio EpiGEICAM, coordinado por la investigadora del Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III, Marina Pollán, financiado por la Asociación Española Contra el Cáncer y desarrollado dentro del Grupo Español de Investigación en Cáncer de Mama (GEICAM).

    Este proyecto de investigación colaborativo a nivel nacional, financiado por la Asociación Española Contra el Cáncer desde 2006 con 300.000 euros, analiza la relación entre la dieta y el desarrollo de cáncer de mama.

    De las conclusiones del estudio de investigación publicado en el British Journal of Cancer (BJC), se extrae que el consumo de alimentos de la Dieta Mediterránea puede reducir el riesgo de desarrollar cáncer de mama hasta en un 30% en un cierto subtipo de tumores.

    *Fotografía: proyecto #19mujeres 

    19 mujeres

  • Aceitunas y virgen extra contra las células de cáncer de mama altamente invasivas

     

    Un estudio del grupo de investigación Inmunología Tumoral, dirigido por el profesor de Inmunología de la Universidad de Jaén (UJA), José Juan Gaforio, ha determinado que el ácido oleanólico (AO), presente en la piel de las aceitunas, podría inhibir la proliferación de células de cáncer de mama altamente invasivas, mientras que protege a las células epiteliales de mama normales.

    Según explican desde la propia Universidad, el ácido oleanólico (AO) y el ácido maslínico (MA) son constituyentes de las pieles de diferentes frutas, incluidas las aceitunas y uvas blancas o rojas. Aunque se sabía que ambos compuestos tienen propiedades beneficiosas contra diferentes tipos de cáncer, hasta el momento no había estudios sobre sus efectos quimiopreventivos en el cáncer de mama humano.

    En el estudio realizado, publicado en la revista Molecules, los investigadores de la UJA utilizaron células de cáncer de mama humano y células epiteliales mamarias humanas no cancerosas para determinar los efectos de la OA y MA. Los resultados mostraron que la OA inhibió la proliferación y el aumento del estrés oxidativo de las células altamente invasivas. Adicionalmente, OA disminuyó el estrés oxidativo y el daño oxidativo al ADN en las células epiteliales mamarias humanas. Estos resultados sugieren que la OA podría actuar como un agente quimiopreventivo en el cáncer de mama humano, pudiendo inhibir la proliferación de células de cáncer de mama altamente invasivas.

    Aunque el ácido oleanólico se encuentra sobre todo en la piel de la aceituna, José Juan Gaforio explica que también se puede encontrar en la pulpa de la aceituna y aparece también en el aceite de oliva virgen. El investigador de la Universidad de Jaén resalta el efecto dual que presentan este tipo de componentes, “de tal manera que ejercen un efecto diferente en células normales al que ejercen en células tumorales, lo que puede ayudar a entender por qué el consumo de ciertos alimentos puede ayudar a prevenir determinados tipos de tumores”.

    El grupo de investigación Inmnología tumoral de la Universidad de Jaén trabaja desde hace años en el estudio de aquellos componentes minoritarios de los aceites de oliva vírgenes, como el  que pueden contribuir en la prevención del cáncer de mama, “que tienen también unos efectos similares, muchos de ellos antioxidantes, manifestándose en muchos esta dualidad de cómo afectan de manera diferente a las células, según sean normales o tumorales”, asegura el investigador responsable del grupo.

  • La 'dieta mediterránea', rica en virgen extra, puede reducir el riesgo de cáncer de mama hasta en un 30%

    La 'dieta mediterránea', rica en virgen extra, reduce el riesgo de cáncer de mama hasta en un 30% La 'dieta mediterránea', rica en virgen extra, puede reducir el riesgo de cáncer de mama hasta en un 30%

    La 'dieta mediterránea', rica en aceite de oliva virgen extra, tiene un importante efecto protector frente al riesgo de desarrollar un cáncer de mama. Así lo concluye el Estudio EpiGEICAM, coordinado por la investigadora del Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III, Marina Pollán, financiado por la Asociación Española Contra el Cáncer y desarrollado dentro del Grupo Español de Investigación en Cáncer de Mama (GEICAM).

    Este proyecto de investigación colaborativo a nivel nacional, financiado por la Asociación Española Contra el Cáncer desde 2006 con 300.000 euros, analiza la relación entre la dieta y el desarrollo de cáncer de mama.

    De las conclusiones del estudio de investigación publicado en el British Journal of Cancer (BJC), se extrae que el consumo de alimentos de la 'dieta mediterránea' puede reducir el riesgo de desarrollar cáncer de mama hasta en un 30% en un cierto subtipo de tumores.

    Por el contrario, la dieta occidental es la más perjudicial para desarrollar cáncer de mama y, lo que es más preocupante, es la dieta más frecuente en las mujeres jóvenes.

    Por su parte, no se ha podido constatar que la “dieta prudente” esté relacionada ni con una mayor ni con una menor probabilidad de desarrollar cáncer de mama, a pesar de lo que podía pensarse en un principio, por ser la que menos grasa tiene.

    Se conoce como 'dieta mediterránea' al modo de alimentarse basado en una idealización de algunos patrones dietéticos de los países mediterráneos, especialmente España, Portugal, Francia, Italia, Grecia y Malta.

    El 16 de noviembre de 2010 fue declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco en una denominación conjunta de España, Grecia, Italia y Marruecos.

    Las características principales de esta alimentación son un alto consumo de productos vegetales (frutas, verduras, legumbres, frutos secos), pan y otros cereales (siendo el trigo el alimento base), el aceite de oliva virgen (y virgen extra, ambos 100% zumo de aceituna) como grasa principal, el vinagre y el consumo regular de vino en cantidades moderadas.

     

  • Nanocápsulas de aceite de oliva para prevenir el cáncer de mama

    Investigadores de la Universidades de Granada y Málaga han obtenido nanocápsulas que actúan como vehículos transportadores para administrar fármacos a líneas celulares tumorales de cáncer de mama. Las nanoestructuras son selectivas, es decir, actúan preferentemente en las células cancerígenas y están construidas con materiales biocompatibles, como el aceite de oliva, lo que evita un efecto tóxico en el organismo.

    La novedad de estas nanocápsulas es su superficie que incorpora un anticuerpo dirigido frente a la proteína HER2, presente en abundante cantidad en células tumorales de algunos tipos de cáncer de mama muy agresivas. “Los anticuerpos son proteínas que el organismo genera para defenderse de agentes que puedan resultar perjudiciales.

    Nuestras nanoestructuras incorporan un anticuerpo que reconoce a la HER2 y actúa como un dardo que lanzamos a una diana”, explica a la Fundación Descubre uno de los responsables del estudio, José Manuel Peula García, de la Universidad de Málaga.

    De esta forma, los nano-vehículos preparados por los investigadores llegan a las células tumorales en mayor cantidad que a las células que no expresan dicha proteína y actúan descargando el fármaco que transportan. Ese carácter selectivo podría disminuir los efectos secundarios, ya que las células sanas se ven menos afectadas por el tratamiento.

    Otra de las ventajas de las nanocápsulas es que en su composición se incluye un núcleo de aceite de oliva recubierto de moléculas biocompatibles, es decir, que el organismo humano no las rechaza. “Uno de los obstáculos con los que nos encontramos en las terapias antitumorales es que muchos fármacos anticancerígenos son poco solubles en agua. Por eso elegimos un interior oleico donde se disuelve muy bien el fármaco y una cubierta soluble en agua que permite que las partículas viajen en el torrente sanguíneo y que los fármacos lleguen a las células diana en la cantidad deseada”, subraya el investigador.

    Asimismo, las nanopartículas deben pasar desapercibidas para que el sistema inmune no las reconozca como extrañas. Por eso también utilizaron moléculas que disminuyen su reconocimiento.

    Una vez preparadas las nanocápsulas, los investigadores realizaron ensayos in vitro donde las aplicaron a células sanas, a otras tumorales sin receptor HER2 y finalmente a aquellas donde este receptor estaba sobreexpresado. “Hemos comprobado que la acción del fármaco se dispara en células con el receptor. Esto evidencia que la nanopartícula lo reconoce y aumenta su captación, incrementando la mortalidad de la línea tumoral, en comparación con otras células que no sobreexpresan esta oncoproteína”, matiza.

    Las conclusiones de este estudio titulado ‘Synthesis and characterization of lipid nanocapsules for Immuno-Directed Drug Delivery: selective antitumor activity against HER2-positive breast cancer cells’ y publicado en la revista Biomacromolecules se reducen únicamente a estudios in vitro en líneas celulares de cáncer de mama. “El siguiente paso serán los experimentos in vivo”, adelanta el Peula.

  • La piel de la aceituna ofrece una defensa natural contra el cáncer de mama

    Una investigación realizada en la Universidad de Jaén revela que en la piel de la aceituna se encuentran compuestos con potencial para proporcionar una defensa natural frente al cáncer de mama.

    El estudio ha sido publicado en la revista Journal of Agricultural and Food Chemistry, editada por la American Chemical Society, que ostenta el mayor número de citaciones científicas internacionales en el tema de Ciencia y Tecnología de los Alimentos.

    José J. Gaforio, investigador responsable del trabajo, destaca que “se ha estudiado el efecto de cuatro compuestos presentes en la piel de la aceituna, eritrodiol, uvaol, ácido maslínico y ácido oleanólico, sobre células de cáncer de mama humanas y los resultados demuestran que estos compuestos tienen el potencial para proveer una defensa natural frente al cáncer de mama”.

    Asimismo, el profesor de la Universidad de Jaén subraya que, por ejemplo, “el eritrodiol posee un significativo efecto citotóxico, antiproliferativo y pro-apoptótico”. “Todos estos compuestos están también presentes en el aceite de oliva virgen. Estos resultados complementan otros publicados anteriormente por nuestro grupo, en los que se demuestra que, tanto en la aceituna como en el aceite de oliva virgen, existen compuestos con propiedades antitumorales”, destaca José J. Gaforio.

    Estos datos aportan nuevas evidencias científicas para sustentar los estudios epidemiológicos que describen que, en aquellos países donde se consume habitualmente aceite de oliva, la incidencia y prevalencia de ciertos tipos de cáncer, incluido el de mama, es inferior a la de otros países.

    El trabajo se ha realizado en el área de Inmunología de la Universidad de Jaén y han participado en el mismo Yosra Allouche, Fernando Warleta, María Campos, Cristina Sánchez Quesada, Marino Uceda, Gabriel Beltrán y el propio José Juan Gaforio. El resumen del trabajo se puede visualizar en la página web de la revista anteriormente mencionada: http://pubs.acs.org/doi/abs/10.1021/jf102319y

  • Un compuesto presente en el aceite de oliva virgen podría prevenir el cáncer de mama

    Una investigación realizada en la Universidad de Jaén revela que un compuesto presente en el aceite de oliva virgen, denominado ‘escualeno’ podría prevenir el cáncer de mama al actuar sobre las células epiteliales de mama reduciendo el estrés oxidativo y protegiendo su ADN del daño oxidativo.

    El estudio, que ha sido publicado en la edición online de la revista Food and Chemical Toxicolog (especializada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos), ha sido desarrollado en el Área de de Inmunología de la Universidad de Jaén. El profesor José J. Gaforio, investigador responsable del trabajo, destaca que los estudios epidemiológicos realizados con anterioridad demuestran que hay una correlación inversa entre el consumo de aceite de oliva y la incidencia de cáncer de mama, pero hasta el momento, no se conoce con exactitud qué compuestos presentes en el aceite de oliva son los que poseen esta capacidad de prevenir el cáncer de mama en humanos.

    “Nuestros resultados revelan que el escualeno, presente en altas concentraciones en los aceites de oliva vírgenes, podría ser el responsable, al menos parcialmente, de este efecto preventivo y de la baja incidencia de cáncer de mama en aquellas comunidades que consumen la dieta mediterránea al disminuir el estrés oxidativo en las células epiteliales de mama y proteger su ADN del daño oxidativo. Hay que tener presente que el estrés oxidativo se ha asociado con la génesis de los procesos tumorales”, explica el profesor José J. Gaforio.

6 artículo(s)