Producimos, comercializamos y exportamos aceite de oliva virgen extra
desde España a Europa y al resto del mundo. Tienda online

0item(s)

No tiene artículos en su carrito de compras.

Product was successfully added to your shopping cart.
5

aceite y deporte

  • Beneficios del aceite de oliva virgen extra en la dieta del deportista

    Beneficios del aceite de oliva virgen extra en la dieta de un deportista | iloveaceite Beneficios del aceite de oliva virgen extra en la dieta del deportista

    Cuando realizamos ejercicio físico, nuestro cuerpo consume mucho oxígeno con la consiguiente liberación de radicales libres. La destrucción de las membranas celulares por parte de los RL constituye uno de los factores importantes del cansancio, compromete la adquisición del grado de preparación deportiva y alarga el período de recuperación después de las cargas de entrenamiento. La vitamina-E y los polifenoles presentes en el aceite de oliva virgen extra contribuye a la protección de las células frente a esta oxidación.

    El Reglamento Europeo aclara que los efectos beneficios se logran a partir de una dosis diaria de 20 gramos de aceite de oliva virgen. No obstante, establece que sólo los aceites de oliva que contengan un mínimo de 5 miligramos de polifenoles por cada 20 gramos pueden hacer uso de esta alegación. Valga como ejemplo la variedad más extendida en el mundo, la picual, que contiene más de 9 miligramos de estos antioxidantes naturales por cada 20 gramos.

    El aceite de oliva virgen extra ayuda a combatir los síntomas de la artritis reumatoide: ayuda a reducir la inflamación a través de una sustancia llamada oleocantal que inhibe las enzimas responsables de la inflamación (efecto similar al del ibuprofeno).

    Contiene β-carotenos (pro-vitamina A) y vitamina E, su consumo contribuye a mejorar el aspecto y tersura de la piel, combatiendo el deterioro celular que puede producir la práctica frecuente de ejercicio físico.

    La ingesta diaria de lípidos en la dieta del atleta debe mantenerse en torno de 25 y 30 por ciento del aporte calórico total. Se ha descrito que los ácidos grasos monoinsaturados deberían suponer alrededor del 50% de la grasa total ingerida, por lo que se debe considerar la limitación de la ingesta de grasas saturadas y sustituirlas por grasas insaturadas para la prevención de enfermedades cardiovasculares.

    Las dietas ricas en ácidos grasos monoinsaturados, como el ácido oleico (principal ácido graso del aceite de oliva), producen, a igual aporte calórico, un perfil metabólico más favorable con mayor reducción de colesterol total en plasma y mejora de índices lipídicos. Además, las dietas ricas en ácidos grasos monoinsaturados favorecen la formación de compuestos antiagregantes y vasodilatadores, con efecto antitrombogénico y reducen la presión arterial sistólica y diastólica (Serra et al.)

    Por Alba Lobo, dietista.

    Aceite de oliva virgen extra y deporte Aceite de oliva virgen extra y deporte

1 artículo(s)