Producimos, comercializamos y exportamos aceite de oliva virgen extra
desde España a Europa y al resto del mundo. Tienda online

0item(s)

No tiene artículos en su carrito de compras.

Product was successfully added to your shopping cart.
5

aceite de oliva virgen

  • Los efectos saludables de los aceites de oliva y la Dieta Mediterránea según la Universidad de Navarra

    Los efectos saludables de los aceites de oliva y la Dieta Mediterránea según la Universidad de Navarra Los efectos saludables de los aceites de oliva y la Dieta Mediterránea según la Universidad de Navarra | iloveaceite News

    La Dieta Mediterránea se define como el patrón alimentario caracterizado por ingesta de aceites de oliva como principal fuente de grasa, un alto cociente entre grasas monoinsaturadas/saturadas, elevado consumo de frutas, verduras, legumbres y cereales no refinados, bajo consumo de carnes y lácteos, consumo de fruta como postre principal, ingesta moderada de vino en las comidas y consumo moderado de pescado.

    La Dieta Mediterránea mejora los factores de riesgo cardiovascular, como son la presión arterial, el perfil lipídico, la disfunción endotelial, el estrés oxidativo y el estado trombogénico. Además, es conocido el efecto beneficioso de esta dieta en el metabolismo hidrocarbonado tanto en sujetos normales como en sujetos con diabetes mellitus (DM) tipo 24.

    De hecho, análisis previos de la cohorte SUN (Seguimiento Universidad de Navarra) demostraron una reducción de la incidencia de DM tipo 2 en aquellos sujetos sanos con mayor adherencia a este patrón global de dieta. También se ha demostrado la protección de la dieta mediterránea frente a la incidencia de diabetes en una cohorte de supervivientes de infarto de miocardio6.

    El aceite de oliva virgen es la principal fuente de ácidos grasos monoinsaturados (AGM) en la dieta mediterránea con un 55-85% constituido por ácido oleico. Y el ácido oleico contenido en el aceite de oliva virgen suele representar el 60-80% de toda la ingesta de este ácido graso.

    Pero además, el aceite de oliva virgen contiene antioxidantes entre los que destacan la Vitamina E, carotenos y compuestos fenólicos entre los que se encuentran el hidroxitirosol y el tirosol entre otros.

    Estos fenoles, microconstituyentes del aceite de oliva virgen, son importantes en desarrollo de insulinorresintencia y, finalmente, del síndrome metabólico8. Recientemente se ha constatado una reducción en la actividad inflamatoria de determinadas enfermedades crónicas con un trasfondo inmunológico tras la administración de aceite de oliva9.

    Distintos estudios han mostrado la mejoría en el perfil metabólico de los AGM en sujetos con DM2 así como los efectos protectores de estos ácidos en concreto sobre el desarrollo de la enfermedad cardiovascular.

    Sin embargo, no existe ningún estudio epidemiológico amplio hasta la fecha que haya analizado la asociación entre el consumo específico de aceite de oliva como elemento independiente y el riesgo de DM.

    Si bien otro tipo de grasas como las grasas trans han sido objeto de estudios específicos mostrando un aumento del riesgo de diabetes del 39% al aumentar en un 2% de la energía total el aporte de grasas trans.

    Fuente: Consumo de aceite de oliva e incidencia de diabetes mellitus en la cohorte española seguimiento Universidad de Navarra (SUN) / Olive oil consumption and incidence of diabetes mellitus, in the Spanish sun cohort

  • El COI mejora los controles de calidad del aceite de oliva virgen y virgen extra

    El Consejo Oleica Internacional (COI) ha aceptado elevar el contenido de campesterol en el aceite de oliva del 4% actual al 4,5%, pero en este caso se tendrá que respetar un límite de 1,4% en stigmasterol y 0,3% en delta 7 stigmastenol.

    Este acuerdo se ha tomado en la 100º reunión del COI celebrada esta semana.

    En la pasada reunión de marzo del Comité de grasas y Aceites del Codex hubo un nuevo intento de varios países (Argentina, Australia y EEUU entre otros) de incrementar el límite de campesterol del 4% al 4,8%, pero no hubo consenso.

    La modificación del contenido de campesterol por parte del COI es uno de los tres árboles de decisiones que se ha adoptado para garantizar que los aceites de oliva vírgenes o vírgenes extra sean genuinos.

    Otro de los acuerdos se refiere a los aceites que tengan valores de delta-7- estigmastenol entre 0,5 y 0,8% y un tercero para los aceites de orujo de oliva con un valor de delta-7- estigmastenol entre 0,5 y 0,7%.

    Asimismo el COI ha adoptado definitivamente el método global para la determinación de aceites extraños, el método para la determinación de esteroles  y dialcoholes triterpénicos y, provisionalmente, el método para la determinación de alquil ésteres y ceras con 3 gramos de sílice. Una nueva revisión del método de valoración organoléptica para los aceites de oliva vírgenes también ha sido adoptada.

    Además, para mejorar el control de la calidad de los aceites de oliva vírgenes se han revisado los límites de:

    - Ceras para aceites de oliva vírgenes extra y vírgenes (se ha establecido un límite de 150 mg/kg para la suma de los C42, C44 y C46).

    - Esteres etílicos (a partir de la campaña 2013/14 solo se medirá el contenido en esteres etílicos con un límite de 40mg/kg que se reducirá a 35 mg/kg en la campaña 2014/15 y a 30 mg/kg a partir de la campaña 15/16),

    - Estigmastadieno (0,05mg/kg en lugar de 0,10 mg/kg para los aceites virgen y virgen extra),

    - Acido mirístico (0,03% en lugar de 0,05%)

    Las nuevas normas se aplicarán a partir de 2013/2014.

    Además, en el Consejo de los Miembros del COI se informó sobre la próxima adhesión de Uruguay y de la solicitud de adhesión de Palestina. Muchos Miembros expresaron ya su postura a favor de esta adhesión aunque la decisión se tomará a más tardar en la 101ª reunión de noviembre de 2013.

2 artículo(s)